6 consejos para una mejor gestión de sus asuntos con Gobierno

Los trámites en la Administración pública pueden convertirse en un verdadero fastidio debido a los múltiples requisitos que se nos imponen y a la falta de tacto de algunos servidores públicos, ello invariablemente nos trae como consecuencia pérdidas tiempo y dinero, así como un desgaste emocional.

Quizá a Usted le resulten familiares algunas de las siguientes frases:

  • “Aquí no es, regrese a la otra oficina”
  • “Si, aquí es, pero debe volver al primer piso a pagar y luego subir de nuevo”
  • “Aunque cerremos más tarde, a partir de esta hora ya no recibimos nada”
  • “Tenemos órdenes de no recibir documentos de su empresa”
  • “Necesitamos copia de todos los documentos que nos presentó en original”
  • “Su carta poder no nos sirve”

Sin duda, en ocasiones es complicado realizar hasta el que pareciera el más simple de los trámites, por ello y a efecto de que logre salir airoso de estas experiencias, a continuación le presento 6 consejos para una mejor gestión de sus asuntos con Gobierno:

1. Conozca cual es el nombre de su trámite.

Lo primero es saber que procedimiento o proceso necesita realizar, ¿Necesita un permiso, un acta, un servicio en particular? Quizá Usted de buenas a primeras no pueda saber el nombre exacto de su trámite, como podría ser por ejemplo una “evaluación de impacto ambiental” o una “constancia de inhabilitación”, sin embargo deberá saber por lo menos de manera general los efectos o finalidades de dicho trámite para facilitarle a Gobierno su identificación, por ejemplo: “necesito un documento en donde se establezcan los efectos que podría producir al medio ambiente la obra que pretendo construir y si son negativos, evitarlos y reducirlos, ya que es necesario para que me otorguen mi licencia de construcción” o bien “necesito un documento en donde se diga que yo no he sido sancionado como servidor público”.

2. Identifique la entidad gubernamental.

El siguiente consejo viene de la mano del primero, una vez que sabemos con mayor precisión que necesitamos, es necesario identificar qué entidad será la que nos puede brindar mayor información y llevar nuestro trámite, generalmente hay módulos informativos en los diferentes edificios gubernamentales, otra opción es ingresar a alguna página de internet oficial, ya sea del Gobierno Federal, Estatal o Municipal para solicitar orientación, lo importante es saber a dónde nos dirigiremos, por ejemplo al Ayuntamiento, a la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, a la Secretaria de Protección al Ambiente, etc.

3. Tenga a la mano los medios de contacto.

Una vez identificada la entidad gubernamental a la que nos dirigimos es necesario solicitar la dirección exacta, teléfonos, correo electrónico y hasta redes sociales de ser necesario, ello para comunicarse y contar con toda la información sobre nuestro trámite (así evitamos dar muchas vueltas).

4. Acredite su personalidad.

Ya sabe que trámite va a realizar, que necesita y donde obtenerlo, pero no debe olvidar lo más importante, llevar consigo identificación oficial y los documentos necesarios para realizar sus trámites (Instrumentos notariales, carta poder firmada ante dos testigos, etc.)

5. Consiga la documentación necesaria.

Dependiendo cada procedimiento, le serán requeridos diversos documentos es importante que además del original de cada uno, los acompañe de una copia, pues la Administración Pública puede requerirlos para cotejo y compulsa, y así tener una constancia en su expediente administrativo, haciéndole devolución del original en algunos casos.

No olvide hacer una lista para comprobar que ya cuenta con todas las documentales necesarias, y en caso de duda, comuníquese a los medios de contacto que ya recabó (porque a veces las páginas de internet o formatos gubernamentales no están actualizados)

6. No olvide asesorarse.

No obstante lo anterior, lo recomendable es acercarse a un abogado especialista en asuntos de la Administración Pública, es decir un Constitucionalista / Administrativista ¿Por qué?

Porque existen procedimientos o procesos que requieren de oficios dirigidos a la autoridad que ameritan ser elaborados por un abogado, en aras de cumplir con ciertos criterios legales y definidos por los tribunales de la federación, por ejemplo: ejercicio del derecho de petición, reclamación de indemnización por daños causados por el Gobierno, la presentación de proyectos, la solicitud de copias de expedientes administrativos, solicitudes de transparencia, entre otros.

Por otra parte, en ocasiones la administración pública se niega a recibir tales documentos, o sellar de recibido sus copias. Un abogado puede explicarle si será necesario acompañarse de un notario público por ejemplo, o si aún está a tiempo de exigir que reciban sus documentos y le expidan una constancia de recepción. (Algunos derechos y obligaciones, por ley se extinguen con el tiempo, a eso, en Derecho se le llama “prescripción”).

Adicionalmente, debido a la naturaleza de algunas situaciones, un abogado puede informarle si lo más conveniente para usted es seguir con un determinado procedimiento o bien, si es necesario promover algún medio de defensa (recurso administrativo o juicio).

Espero que estos consejos le hayan sido de utilidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close